::: Prevención articlemain_34

Published on June 3rd, 2014 | by Carmen Cristina Gonzalez

0

¿Por qué salen varices?

El verano es la época del año en la que más luces piernas, pero también es la época en que más se acentúan los síntomas y complejos ocasionados por la aparición de varices.
¿Qué podemos hacer para evitar el síndrome de las piernas cansadas? ¿Por qué afecta más a mujeres que a hombres? Te resolvemos estas y otras cuestiones con el asesoramiento del doctor Fidel Fernández Quesada, especialista en Angiología y Cirugía Vascular y vicepresidente del Capítulo de Flebología y Linfología de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular.

¿Qué son las varices?
Las varices son dilataciones anormales de las venas que se producen por aparecer un reflujo, es decir, que la sangre discurre en dirección contrario sobrecargando el sistema venoso.  Cuando se produce una disfunción de las venas (tras una trombosis, desgaste o rotura de válvulas por embarazos, sobrecarga del sistema venoso, factores genéticos, …) la sangre tiene dificultado el retorno al corazón. Es lo que se conoce como reflujo y lo que favorece la aparición de varices.

¿Por qué aparecen las varices?
Hay muchas causas, pero el primero es el componente genético, por eso existen muchas familias con el patrón varicoso repetido. Se hereda de padres a hijos y sobre todo de madres a hijas.
Las mujeres tienen más varices porque suelen estar muchas horas de pie (a la jornada laboral hay que sumarle las horas de tareas domésticas) y por cuestiones hormonales. Las hormonas femeninas, entre sus múltiples hormonas, producen una retención hídrica.
El embarazo es un estrés muy importante para la aparición de varices, aunque suelen pueden desaparecer.
La enfermedad varicosa es una enfermedad “progresiva” y “crónica”, por lo que en muchos casos el seguimiento y tratamiento  debe ser prolongado en el tiempo, con revisiones periódicas y algunos “retoques”.

¿Las varices suponen un riesgo para la salud?
Las varices tienen diferentes estadios, como escalones de la misma enfermedad y gravedad progresiva, que van de los casos asintomáticos, a leves (cansancio y pesadez), pequeñas molestias estéticas (arañas vasculares, pequeñas venas reticulares), a síntomas más importantes (varices tronculares) y, en casos mucho menos frecuentes, podría llegar a tener alguna complicación como la aparición de pigmentación, úlceras, varicorragias o trombosis.

¿El verano empeora las molestias por varices?
Sí, durante el verano, al exponernos al calor, se suelen exacerbar las molestias causadas por los problemas de retorno venoso, aunque en verano también disponemos de muchos recursos para mejorar esta situación.
Es la época en la que podemos tomar más líquido y más fruta y verdura, tenemos más tiempo de ir a la piscina, hacer deporte,… es cuando solemos tener más tiempo para cuidarnos.

¿Qué podemos hacer para prevenir la aparición de varices?
Podemos hacer una vida más sana, cambiar nuestra dieta (menos calorías, menos grasas, más fibra y fruta, menos sal y aditivos), y hacer ejercicios como andar por la playa (con los tobillos en el agua) y sobre la arena, ya que se combina el masaje de las olas con la acción de la bomba venosa plantar, que activa vigorosamente el retorno venoso. Si no tienes una playa cerca, también puedes conseguir este efecto andando en la hierba del jardín (los aspersores o un masaje con la manguera son muy tonificadores igualmente), pedaleando o nadando.
La natación es ideal porque nos permite ejercitar los músculos de todo el cuerpo, estamos en situación casi horizontal (la que mejor permite el retorno de las venas al corazón) y el agua a nuestro alrededor produce un masaje continuo con una temperatura que mejora el tono venoso).

A parte de ejercicio y vida sana, ¿hay algún tipo tratamiento que nos ayude a paliar las varices?
Dentro de los remedios naturales se han postulado múltiples sustancias para paliar estas molestias (cola de caballo, ginko biloba, flores de naranjo,…). Los síntomas también mejoran con el uso de medias de compresión elástica, masajes con cremas de efecto frío (o masajes con crema fría, metiendo cualquier tipo de crema hidratante en la nevera), agua fría o un rato de reposo con pies elevados.

Si las varices requieren tratamientos más contundentes, ¿cuál es el siguiente paso?

Es el momento de acudir al especialista en angiología y cirugía Vascular, que es quien puede evaluar el problema que presenta la paciente y escoger, de acuerdo con ella, la solución más adecuada y con los mejores resultados. Existen muchas opciones terapéuticas que pueden aportar, solas o de forma combinada, la mejor solución para el enfermo. En general hay que desconfiar de quien ofrece curas milagrosas o una única modalidad de tratamiento que puede actuar sobre todos los problemas en todos los pacientes.
Podemos usar, en casos más sintomáticos, y tras valoración médica, algún venotónico, sobre todo cuando las molestias sean mayores (en los meses de calor o cuando tengamos más sobrecarga laboral o familiar). Algunos productos naturales tienen también esa función.
La contención elástica, en forma de calcetines o de medias, produce un gradiente creciente de presión desde el pie hacia arriba, lo que favorece el retorno de la sangre venosa.
Cuando el problema es fundamentalmente estético, la solución debe ser igualmente una que consiga muy buenos resultados cosméticos. En estos casos la escleroterapia (eliminar las arañas y varices visibles) mediante la introducción en la luz de las varices de una sustancia que las oblitere, ya sea en forma líquida o en espuma, suele ser la opción más eficaz. El uso de láser cosmético (el que actúa por fuera de la piel, similar al que se usa para la eliminación del vello y de las cicatrices, pero con diferente longitud de onda y fuente) puede ser otro tratamiento, aunque suele ser menos útil cuando el calibre de las varices es mayor.
En casos más avanzados, puede que sea preciso usar otras técnicas quirúrgicas, que han mejorado mucho desde la aparición de la ecografía, ya que podemos visualizar las venas y su función, y ser más selectivos con los territorios a tratar.

Vía: Texto Original http://ow.ly/xzo3s

Tags: ,


About the Author

Carmen Cristina Gonzalez

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello (Venezuela). Amante de la semblanzas y las entrevistas de personalidad, así como de la promoción de una vida saludable. Soy una enamorada empedernida de mi hija quien me ha enseñado que el amor no tiene límites.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

     

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Edicion actual

  • Do you feel better reading in English?

      Translate to:

  • Siguenos en Twitter


  • Aliados

  • Descarga la versión digital

  • Pins recientes

    10 beneficios del br10 razones para comeSalmón ahumado y ens
    Salmón ahumado y ensUn "must have" en coremedio
    corazón vs cerebroCuidar es amar... enNo solo es sabrosa,

Social Media Icons Powered by Acurax Web Design Company