::: Prevención Aterosclerosis

Published on May 15th, 2014 | by Carmen Cristina Gonzalez

0

Aterosclerosis ¿Qué es y cómo prevenirla?

Los malos hábitos alimenticios y la falta de actividad física que caracterizan nuestro estilo de vida actual traen consigo diversos problemas de salud. El sobrepeso, la obesidad, la hipertensión, la hipercolesterolemia, el síndrome metabólico, la Diabetes y las enfermedades cardiovasculares, sin duda alguna encabezan esta lista.

Todo esto a su vez aumenta los factores de riesgo de otros problemas serios de salud, como es el caso de la Aterosclerosis. La Ateroesclerosis es una condición que puede traer consecuencias fatales, pero donde afortunadamente podemos minimizar los riesgos de desarrollarla o detener su progresión si hacemos los necesarios cambios en nuestro estilo de vida y así evitamos las situaciones graves que ésta pudiese traer consigo.

¿Qué es la Aterosclerosis?

La Aterosclerosis es una condición que se caracteriza por la acumulación de material graso, lipoproteínas de baja densidad o colesterol malo (LDL) y otras sustancias que se adhieren a las paredes de las arterias, provocando que éstas se inflamen.

El exceso de partículas de colesterol malo (LDL) en el torrente sanguíneo se incrustan en las paredes de las arterias y, como respuesta, los monocitos (glóbulos blancos) acuden al sitio de la lesión (dentro de la pared de la arteria), adhiriéndose a la partícula de LDL. Una vez dentro de la pared de las arterias, los monolitos o glóbulos blancos se convierten en macrófagos y cubren las partículas de LDL para así desecharlas, formando una capa.

Esta capa se inflama por la conversión de los monocitos en macrófagos. Si hay poca cantidad de partículas de LDL, los macrófagos captan a todas las que se han oxidado y de esa manera se regula la reacción inflamatoria de la pared de la arteria. Por el contrario, si hay exceso de partículas de LDL que se han adherido en el área afectada, los macrófagos se transforman en células espumosas.

Estas células espumosas adheridas a las paredes de la arteria pueden ir formando sustancias rígidas denominadas Placas de Ateroma.

Las placas de ateroma van haciendo a las arterias más rígidas y estrechas, obstruyendo así cada vez más el normal paso de la sangre (cargada con oxigeno y nutrientes) hacia los diferentes órganos del cuerpo, que la necesitan.

¿Cómo se forman las placas de Ateroma?

El endotelio, mediante la irrigación de oxido nítrico, es el encargado de mantener el tono vascular y la integridad de las paredes de las arterias y vasos sanguíneos y se encuentra a lo largo de la superficie de éstas, haciendo que el flujo sanguíneo sea normal. Un endotelio sano libera cantidades normales de oxido nítrico, una sustancia vasodilatadora la cual se encarga de mantener la reactividad vascular.

Sin embargo, ciertos factores como los ácidos grasos libres, el sobrepeso, la resistencia a la insulina, la Diabetes y la hipertensión pueden causar daño al endotelio causando inflamación como consecuencia de ciertas sustancias liberadas por la grasa abdominal a través del estrés mecánico.

El nivel de oxido nítrico disminuye cuando hay daño endotelial y en consecuencia la vasculatura se torna menos reactiva. La disfuncion endotelial se manifiesta por el aumento de moléculas de adhesión en la superficie celular.

El endotelio cuando se va dañando hace que las paredes de las arterias se vuelvan adherentes, permitiendo que se empiecen a acumular ciertas moléculas, incluyendo las lipoproteínas de baja densidad o colesterol malo (LDL), monocitos y plaquetas en el área afectada. La ruptura del endotelio dañado produce turbulencia en el flujo sanguíneo lo que incrementa el daño endotelial creando así un circulo vicioso.

Todos estos procesos continúan por lo que la placa va aumentando de tamaño. Todo esto hace que la pared vascular se expanda cada vez más donde se acumula la placa reduciendo la luz y el flujo sanguíneo hacia los diferentes órganos que la necesitan.

Si la placa avanza… ¿Qué puede suceder?

Mientras la placa de ateroma avanza, se produce un estrechamiento o estenosis de la arteria, inicialmente de manera parcial, hasta evolucionar a una completa obstrucción de la sangre o isquemia. Además, la placa de ateroma es frágil y puede romperse, sangrar y formar un coagulo o trombo o desprenderse de la pared de la arteria y provocar una embolia de colesterol.

Las potenciales complicaciones fatales de la Ateroesclerosis son el resultado de la ruptura de la capa fibrosa que ocurre generalmente en las zonas más vulnerables de la placa. Con la ruptura de la placa se inicia una serie de eventos, incluyendo la formación de coágulos sanguíneos. Los coágulos pequeños no bloquean el flujo sanguíneo a través del vaso, pero los coágulos más grandes si pueden bloquearlo y provocar un infarto agudo del miocardio o un accidente cerebro vascular.

Las enfermedades que forman el síndrome de ateroesclerosis o enfermedades ateroescleróticas se caracterizan por afectación de las arterias por placas de ateroma y en consecuencia obstrucción al flujo sanguíneo o isquemia, y dependerán de la arteria del órgano afectado. Estas enfermedades pueden ser:

– Cardiopatía isquémica, con alto riesgo de infarto agudo de miocardio, en el corazón.

– Accidente Cerebro-Vascular (ACV) , en forma de trombosis cerebral o hemorragia cerebral, en el sistema nervioso central.

– Disfunción eréctil, al no permitir el flujo normal de sangre hacia los cuerpos cavernosos del pene. Esta es la principal causa de disfunción eréctil en hombres mayores de 40 años.

– Problemas circulatorios en los pies, con su máxima gravedad en isquemia arterial aguda de miembros inferiores. Es la principal causa de amputación de miembros inferiores.

– Colitis isquémica, en las arterias de los intestinos.

La Ateroesclerosis es una de las principales causas de muerte en los países desarrollados, como Estados Unidos, los países que conforman la Comunidad Europea y Australia.

Signos y síntomas de Aterosclerosis

La Aterosclerosis por lo general no presenta síntomas hasta que el flujo sanguíneo se ve afectado, se hace más lento o se comienza a obstruir.

El realizarse un examen físico en su próxima visita al medico podría ayudarle a saber si Usted tiene Ateroesclerosis y de esa manera se puedan tomar las medidas necesarias de inmediato.

El medico auscultará su corazón y pulmones con un estetoscopio y podría detectar si existen signos de ateroesclerosis en su etapa inicial, ya que en esta etapa la Ateroesclerosis puede provocar un sonido de susurro o soplo sobre la arteria y en ese caso podría ordenarle exámenes adicionales.

Entre algunos de los exámenes para poder diagnosticar Ateroesclerosis están: Arteriografía, Índice tobillo-brazo (ABI), Prueba de esfuerzo, Estudio Doppler, Angiografía pulmonar y Ecografía intravascular.

¿Cómo reducir el riesgo de Aterosclerosis?

La Aterosclerosis es una enfermedad asociada al estilo de vida poco saludable que tenemos actualmente. Esto a su vez desencadena factores de riesgo adicionales para el desarrollo y progresión de la Ateroesclerosis.

Algunos de estos factores de riesgo que debemos evitar o controlar al máximo para prevenir o minimizar los riesgos de ateroesclerosis o las consecuencias que ésta puede desencadenar son:

– La Hipertensión arterial, o niveles elevados de presión arterial, ya que provoca una fuerza de presión sobre las arterias que rompe el frágil endotelio, que recubre la superficie interior de las arterias.

– La Hipercolesterolemia, caracterizada por elevados niveles de lipoproteínas de baja intensidad (LDL), o colesterol malo, en la sangre. Este tipo de colesterol transporta el colesterol de los órganos hacia la sangre, mientras que el colesterol bueno o lipoproteínas de alta densidad (HDL) protegen de la ateroesclerosis, pues retiran el colesterol de los tejidos para llevarlo al hígado y desecharlo.

– El Tabaquismo, ya que el cigarrillo contiene sustancias tóxicas como la nicotina que contraen los vasos sanguíneos y tienen un efecto tóxico directo provocando una respuesta inflamatoria sobre la pared de las arterias.

– La Diabetes y el síndrome metabólico, ya que el 90% de las personas con Diabetes tipo 2 tienen resistencia a la insulina y asociados a otras condiciones como el síndrome de resistencia a la insulina o síndrome metabólico, si no son controladas pueden causar daño al endotelio.

– Sobrepeso y Obesidad, ya que la grasa abdominal produce una sustancia que puede causar disfunción endotelial y aumenta la resistencia ala insulina e incrementa el efecto inflamatorio en la pared de las arterias.

– La vida sedentaria, con un estilo de vida caracterizado por la falta de actividad fisica. El ejercicio ayuda a reducir de peso, aumenta la sensibilidad de las células a la insulina y disminuye la respuesta inflamatoria en la pared de las arterias.

Existen otros factores de riesgo que no podemos controlar, como la edad y el sexo de las personas.

– El sexo de las personas, ya que as hormonas masculinas son aterogénicas, mientras que las hormonas femeninas o estrógenos protegen a la mujer de la ateroesclerosis. Es por eso que las mujeres por lo general se ven afectadas por ateroesclerosis en la etapa post-menopáusica.

– La edad, ya que con el paso de los años el endotelio se puede ir dañando y las paredes de los vasos pueden ser más susceptibles a inflamación..

¿Qué podemos hacer para prevenirla?

El mantener hábitos de alimentación saludable, evitando el consumo de grasas saturadas e hidrogenadas o Trans y el exceso de carbohidratos simples y aumentando el consumo de pescado, fibra, frutas y vegetales, además de realizar ejercicios con regularidad, serán nuestras mejores armas para reducir de peso corporal y mantener controlados otros factores de riesgo que pudiésemos tener como la hipertensión, La hipercolesterolemia, el síndrome metabólico y la Diabetes.

Por otro lado el evitar a toda costa el cigarrillo y estar vigilantes de nuestros niveles de colesterol, triglicéridos, glicemia y presión arterial para que nos aseguremos de que están bajo control, nos permitirán reducir los riesgos de desarrollar Ateroesclerosis o al menos de que su progresión se retrase o detenga y de esa manera podamos disfrutar de una mejor calidad de vida.

Vía: Texto Original http://ow.ly/wSp5f

Tags: , , ,


About the Author

Carmen Cristina Gonzalez

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello (Venezuela). Amante de la semblanzas y las entrevistas de personalidad, así como de la promoción de una vida saludable. Soy una enamorada empedernida de mi hija quien me ha enseñado que el amor no tiene límites.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

     

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Edicion actual

  • Do you feel better reading in English?

      Translate to:

  • Siguenos en Twitter


  • Aliados

  • Descarga la versión digital

  • Pins recientes

    10 beneficios del br10 razones para comeSalmón ahumado y ens
    Salmón ahumado y ensUn "must have" en coremedio
    corazón vs cerebroCuidar es amar... enNo solo es sabrosa,

Social Media Icons Powered by Acurax Website Design Expert