::: Nutrición Dieta-corredores

Published on February 19th, 2014 | by Carmen Cristina Gonzalez

0

5 razones para no eliminar los carbohidratos de nuestra alimentación

Los carbohidratos son esenciales para nuestra salud. El cerebro y otros tejidos nerviosos utilizan sólo carbohidratos como fuente de energía. El hígado y los músculos almacenan los carbohidratos, que en el momento necesario, son transformados en glucosa para la producción de energía.

La glucosa es el combustible de nuestro cuerpo, necesario para realizar múltiples funciones: trabajar, pensar, dormir, comer, caminar…. no podríamos vivir sin ella.

Los carbohidratos, a lo largo de la historia, han sido la fuente primaria más abundante, disponible y económica de calorías; y aunque actualmente muchos los acusan del sobrepeso y obesidad creciente en el mundo, olvidan que son indispensables para seguir viviendo.

Estas son las principales funciones de los carbohidratos
1. Aportan energía al cerebro y al sistema nervioso: En condiciones normales son el único combustible que el cerebro y el sistema nervioso pueden utilizar. Cuando disminuyen las reservas de carbohidratos, baja la glucosa en sangre, lo que disminuye la capacidad de atención y concentración que permite la realización de actividades de elevada complejidad. Nuestro cerebro necesita los carbohidratos para mantenerse alerta.

2. Ayudan a ahorrar las proteínas: Cuando no comemos suficientes carbohidratos, las proteínas se consumen para ser convertidas en carbohidratos.  Usar las proteínas como combustible no es lo deseado, ya que una de sus funciones básicas es el desarrollo, mantenimiento y reparación de los tejidos, y no la de aportar energía. Consumir nuestras proteínas en pocas palabras, es autodevorarnos. Destruimos nuestros músculos que son los encargados de mantener el metabolismo activo.

3. Ayudan al metabolismo de las grasas: no es posible quemar las grasas efectivamente sin la presencia de carbohidratos. Se dice que “las grasas se queman en una llama de carbohidratos”. Además evitan la formación de cuerpos cetónicos, residuos tóxicos para nuestro organismo que se forman cuando se utilizan en exceso las grasas.

4. Contribuyen a la formación de moléculas importantes: los carbohidratos participan en la formación de ácidos nucleicos, nuestro ADN. También son necesarios para constituir otros elementos importantes como enzimas y hormonas.

5. Proveen proteínas, minerales, vitaminas, volumen y fibra: Muchos de los carbohidratos son alimentos ricos en vitaminas, minerales, fibra e incluso proteína en menos cantidad como los cereales integrales, frutas y vegetales. La fibra  aumenta el volumen de la alimentación y ayuda a la digestión, así como a prevenir ciertos tipos de cáncer. Son necesarios para una balanceada nutrición.

Existen 2 tipos de carbohidratos: simples y complejos. Los azúcares simples pueden ser de origen natural o refinado entre ellos se encuentran: azúcar blanca refinada, azúcar morena, harina refinada, miel de abejas, jarabe de maíz (miel de maíz) jarabe de maple (arce), melaza, leche y jugos de frutas. Las frutas frescas también contienen azúcares sencillos, con la diferencia de que estos están ligados a su fibra, vitaminas y minerales, lo cual aporta nutrientes y no promueve la acumulación de grasa en el cuerpo. Gracias a la fibra, su digestión y absorción es más lenta, y evita que se eleve en exceso los niveles de azúcar en la sangre, y en consecuencia, los niveles de insulina.

Los carbohidratos complejos se encuentran en cereales como trigo, arroz, cebada, tubérculos como las papas, yuca, ñame, ocumo y en legumbres como frijoles, alverjas, garbanzos, entre otros. Los cereales son la fuente más rica en almidones y producen la mayor fuente de energía. Las legumbres y los tubérculos son también importantes fuentes de almidones, así como los vegetales, pero lo contienen en menor proporción y son bajos en calorías.

Una alimentación saludable debe ser rica en carbohidratos complejos que aporten nutrientes indispensables para nuestra buena salud. Debemos consumir con mucha moderación los azúcares simples naturales o refinados, porque aportan gran cantidad de calorías, las cuales suelen ser vacías (sin nutrientes) cuando provienen de carbohidratos refinados como las galletas, panes, dulces, tortas, pasteles, helados, postres, gelatinas, refrescos, chocolates, golosinas, jaleas, leche condensada, chicles, pudines, cereales refinados y muchos otros productos comerciales.

¡Consumamos con moderación, en lugar de apoyar la restricción!

Por: Dra. Samar Yorde

Vía: Texto Original Revista Estampas

Tags: , ,


About the Author

Carmen Cristina Gonzalez

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello (Venezuela). Amante de la semblanzas y las entrevistas de personalidad, así como de la promoción de una vida saludable. Soy una enamorada empedernida de mi hija quien me ha enseñado que el amor no tiene límites.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

     

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to Top ↑

Social Media Icons Powered by Acurax Website Design Expert