::: Crianza travesuras_infantiles

Published on September 12th, 2013 | by Carmen Cristina Gonzalez

0

5 tips para decirle NO a tu hijo

Por: Revista Padres e Hijos

La lista de cosas peligrosas o inadecuadas que se le pueden ocurrir a un pequeño es tan larga como los minutos que anda por ahí correteando. El universo de posibilidades a cada paso es ilimitado. Por ello, tenemos que explicarles que hay cosas que no se pueden hacer:

1. Dar información adecuada y precisa. “Si metemos los dedos en los cajones o entre las puertas y cerramos, los deditos se machucan” (lo puedes ilustrar con una zanahoria, que aunque resulta un poco impactante, cuando el pequeño ya ha tenido algún accidente, funciona).

2. Enseñarle a hacer las cosas bien. Subir y bajar a gatas el escalón, bajarse de la cama (con la barriga apoyada en el colchón y deslizando los pies hacia abajo), empujar las puertas suavemente, cerrar los cajones con las manitas en el tirador, son algunas acciones que puedes “ensayar” con él.

3. Modificar el espacio. El que amerita la ocasión. Todavía es pequeño para eludir según qué tentaciones y por ese motivo es mejor que retires de su vista (o que camufles convenientemente) todo aquello que puedas anticipar como un futuro “no toques eso” (desde objetos de porcelana hasta aparatos eléctricos  o medicinas). También es el momento de proteger los espacios (venden cierres para cajones y tapas de inodoro, topes para las ventanas, protectores para enchufes, etc.).

4. Distracción. A veces es necesario llevar a cabo un “cambio de escenario”. No se trata de un castigo y por tanto no debes enfadarte ni plantearlo como tal (“nos vamos al parque porque no paras de tocar la computadora de papá”), si no de un cambio de aires que ayude al pequeño a interesarse por otras cosas más adecuadas (“vamos a dar una vueltecita hacia la fuente y nos mojamos las manitas ¿quieres?”).

5. Distinguir entre situaciones negociables y aquellas que no lo son. Con esta edad todavía no puedes hablar de “negociación”, pero sí puedes hacer un acto de reflexión sobre qué cosas puedes permitirle y cuáles claramente no. Por ejemplo, quizá puedas ser flexible con su interés por descubrir cómo funciona la rueda que regula la intensidad de la luz (en cuanto la toque unas cuantas veces y en ausencia de reacción paterna, seguramente se te le pasará el interés).

Tags: , , ,


About the Author

Carmen Cristina Gonzalez

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello (Venezuela). Amante de la semblanzas y las entrevistas de personalidad, así como de la promoción de una vida saludable. Soy una enamorada empedernida de mi hija quien me ha enseñado que el amor no tiene límites.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

     

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Edicion actual

  • Do you feel better reading in English?

      Translate to:

  • Siguenos en Twitter


  • Aliados

  • Descarga la versión digital

  • Pins recientes

    10 beneficios del br10 razones para comeSalmón ahumado y ens
    Salmón ahumado y ensUn "must have" en coremedio
    corazón vs cerebroCuidar es amar... enNo solo es sabrosa,

Social Media Icons Powered by Acurax Wordpress Development Company