::: Prevención infarto

Published on August 27th, 2013 | by Carmen Cristina Gonzalez

0

Jóvenes con varios trabajos son más susceptibles a infartos

Por: Giuliana Chiappe (El Universal)

Ocurre cada vez con más frecuencia: a las salas de emergencia llegan personas infartadas que apenas pasan los 30 años.

Son muchos los factores que aceleran el ataque cardíaco en una persona joven, como la obesidad, el tabaquismo y el uso de drogas ilícitas, pero existe un elemento que parece incidir de forma importante: ejercer dos trabajos o más.

A esta conclusión ha llegado Pedro Aguiar, médico especialista en cardiología y hemodinamista del  Hospital Pérez Carreño, de la clínica La Floresta y del Instituto de Prevención Cardiometabólica en Terras Plaza quien, desde hace un par de años, ha observado mayor incidencia de ataques cardiovasculares en los venezolanos incluyendo a la gente joven.

Lo de los múltiples trabajos es, insiste Aguiar, un elemento común. Cita dos ejemplos de infartos a los treinta que ha atendido recientemente: un cajero bancario que al salir de su trabajo formal se rebusca como taxista y un policía que, en sus ratos libres, atiende un negocio de computación.

“La prevalencia del adulto joven con infarto al miocardio ha aumentado en Venezuela. Es muy común que tengan varios trabajos debido a la crisis económica. A esto se suman otros  factores de riesgo. Si también tienen antecedentes familiares de patologías cardíacas, pues se potencia la posibilidad de un infarto al miocardio”, expresa.

Se trata de un paciente que, sin saberlo, suele padecer de dislipidemia (alto nivel de colesterol y triglicéridos) o diabetes mellitus (antecedida por resistencia a la insulina) y que, además, es obeso, duerme mal, no se ejercita, fuma o es fumador pasivo, tiene vida nocturna intensa o abusa de drogas.

En el caso de las mujeres jóvenes, la mezcla de obesidad con posible presencia de diabetes más el uso prolongado de drogas suele ser una combinación peligrosa pues las deshidrata fácilmente.

Son más letales

Un infarto en un paciente joven es más peligroso que en un adulto mayor. Aguiar lo explica haciendo una metáfora con un río: los jóvenes “tienen menos raudales” por donde pueda escapar la presión.

“A medida que se envejece, y si se presentan condiciones como la hipertensión, el organismo va creando arterias colaterales para permitir mejor circulación sanguínea”, explica Aguiar. Al paciente joven le ha faltado “tiempo biológico” para crear estas ramificaciones arteriales.

Mantener un peso saludable, llevar una dieta con abundancia de vegetales y frutas y bajos niveles de sal y hacer ejercicio ayuda a contrarrestar el peligro cardíaco. Aunque combatir el sedentarismo no es fácil en una ciudad insegura y con tanto caos vehicular que reduce el tiempo de ocio como es Caracas, hay que intentarlo.

Tags: ,


About the Author

Carmen Cristina Gonzalez

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello (Venezuela). Amante de la semblanzas y las entrevistas de personalidad, así como de la promoción de una vida saludable. Soy una enamorada empedernida de mi hija quien me ha enseñado que el amor no tiene límites.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

     

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Edicion actual

  • Do you feel better reading in English?

      Translate to:

  • Siguenos en Twitter


  • Aliados

  • Descarga la versión digital

  • Pins recientes

    10 beneficios del br10 razones para comeSalmón ahumado y ens
    Salmón ahumado y ensUn "must have" en coremedio
    corazón vs cerebroCuidar es amar... enNo solo es sabrosa,

Social Media Integration Powered by Acurax Wordpress Theme Designers