::: Crianza rabietas en niños

Published on August 16th, 2013 | by En Buena Salud Magazine

0

10 cosas en las que nos equivocamos al tratar a nuestros hijos pequeños

Por Jan Hunt, M.Sc

1. Esperamos que los niños sean capaces de hacer las cosas antes de que estén listos.
Le pedimos a un niño guardar silencio. Le pedimos a los  2 años de edad permanecer sentado. Le pedimos a los 3 años limpiar su habitación. En todas estas situaciones, no estamos siendo realistas. Nos estamos preparando nosotros mismo para la decepción y condicionando al niño a repetidos fracasos para complacernos. Sin embargo, muchos padres ponen a sus hijos pequeños a hacer cosas que hasta un niño mayor encontraría difícil. En resumen, le pedimos que los niños dejan de actuar de acuerdo a su edad.

2. Nos enojamos cuando un niño no cumple con nuestras necesidades.
Un niño sólo puede hacer lo que puede hacer. Si un niño no puede hacer algo que pedimos, es injusto y poco realista esperar o exigir más, y el enojo sólo empeora las cosas. A los 2 años de edad, sólo puede actuar como un 2-años de edad, a los 5 años de edad, no puede actuar como un 10-años de edad, y 10 años de edad, no puede actuar como un adulto. Esperar más es poco realista y poco ayuda a todos los involucrados. Hay límites a lo que un niño puede manejar, y si no aceptamos esos límites, sólo pueden darse lugar a la frustración en ambos lados.

3. Desconfiamos de los motivos del niño.
Si un niño no puede satisfacer nuestras necesidades, suponemos que está siendo desafiante, en lugar de mirar de cerca la situación desde el punto de vista del niño, por lo que podríamos determinar la verdad del asunto. En realidad, un niño “desafiante” puede estar enfermo, cansado, hambriento, sintiendo dolor en respuesta a un daño físico o emocional, o luchando con una causa oculta, como alergia a los alimentos. Sin embargo, parece no evaluamos esas posibilidades sino que preferimos pensar lo peor de la “personalidad” del niño.

4. No permitimos que los niños sean niños.
De alguna manera nos olvidamos de lo que era ser un niño nosotros mismos, y esperamos que el niño actúe como un adulto en lugar de actuar de acuerdo a su edad. Un niño sano será estrepitoso, ruidoso, emocionalmente expresivo, y tendrá una capacidad de atención corta. Todos estos “problemas” no son problemas en absoluto,  en realidad son cualidades normales de un niño normal. Más bien, es nuestra sociedad y las expectativas sociales de comportamiento perfecto los que  son anormales.

5. Tenemos la situación al revés.
Esperamos – y  exigimos -, que el niño cumpla con nuestras necesidades – de tranquilidad, de dormir sin interrupciones, de obediencia a nuestros deseos, y así sucesivamente. En lugar de aceptar el papel que nos toca como  padres de satisfacer las necesidades del niño, se espera que el niño sea quien nos cuide.  Podemos llegar a estar tan concentrados en nuestras propias necesidades insatisfechas y frustraciones que nos olvidamos de esto es un niño que tiene necesidades propias.

6. Nos culpamos y criticamos cuando un niño comete un error.
Los niños han tenido muy poca experiencia en la vida e inevitablemente, cometen errores. Los errores son una parte natural del aprendizaje a cualquier edad. En lugar de comprender y ayudar al niño, le echamos la culpa, como si él debería ser capaz de aprender todo perfectamente la primera vez. Errar es humano, y errar en la infancia es humano e inevitable. Sin embargo, reaccionamos ante cada error, la infracción de una regla o mal comportamiento con sorpresa y decepción. No tiene sentido entender que un niño va a cometer errores, y luego de reaccionar como si pensamos que el niño debe comportarse perfectamente en todo momento.

7. Nos olvidamos del mucho daño que la culpa y la crítica puede hacerle a un niño.
Muchos padres están llegando a entender que lastimar físicamente a un niño es malo y dañino, pero muchos de nosotros nos olvidamos de lo doloroso que palabras de enojo, insultos, y la culpa pueden ser a un niño que sólo puede creer que él es el culpable.

8. Nos olvidamos de cuan curativos son los gestos de amor.
Caemos en círculos viciosos de la culpa y la mala conducta, en lugar de detenerse para dar al niño el amor, la confianza, la autoestima y la seguridad con abrazos y palabras amables.

9. Nos olvidamos de que nuestro comportamiento proporciona las lecciones más poderosas para el niño.
La verdad es que los niños se toman muy en serio eso de “no es lo que decimos sino lo que hacemos”. Un padre que golpea a un niño, diciéndole que golpear es malo, le enseñanza que golpear es correcto, al menos para aquellos en el poder. Es el padre que responde a los problemas con soluciones pacíficas el que está enseñando a su hijo a ser un adulto tranquilo. Los llamados problemas son nuestra mejor oportunidad para enseñar valores, porque los niños aprenden mejor cuando están en situaciones reales y cotidianas.

10. Vemos sólo la conducta externa, no el amor y las buenas intenciones en el interior del niño.
Cuando el comportamiento de un niño nos decepciona, debemos por sobre cualquier otra cosa, “asumir lo mejor”. Siempre debemos asumir que el niño tiene buenas intenciones y se comporta de la mejor manera posible teniendo en cuenta todas las circunstancias (ya sea evidente o desconocido para nosotros), junto con su nivel de experiencia en la vida. Si siempre asumimos lo mejor de nuestro hijo, el niño tendrá la libertad de hacer lo mejor. Si le damos sólo el amor, el amor es todo lo que vamos a recibir.

 

*Jan Hunt, M.Sc. es la Directora The Natural Child Project y autora de The Natural Child: Parenting from the Heart and A Gift for Baby.
Articulo original http://www.naturalchild.org/


About the Author

En Buena Salud Magazine

En Buena Salud es un proyecto de comunicación para la comunidad hispano hablante de los Estados Unidos, con foco en la prevención de enfermedades y en la adopción de hábitos saludables que conlleven a un estilo de vida más sano. For English visit: www.enbuenasalud.com


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

     

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Edicion actual

  • Do you feel better reading in English?

      Translate to:

  • Siguenos en Twitter


  • Aliados

  • Descarga la versión digital

  • Pins recientes

    10 beneficios del br10 razones para comeSalmón ahumado y ens
    Salmón ahumado y ensUn "must have" en coremedio
    corazón vs cerebroCuidar es amar... enNo solo es sabrosa,

Floating Social Media Icons Powered by Acurax Blog Designing Company