::: Nutrición obesidad - 2

Published on April 8th, 2013 | by Carmen Cristina Gonzalez

0

CLA: ¿solución para la obesidad?

Reduce la grasa corporal. Aumenta la masa corporal. Remodela la figura corporal. Disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Mejora el sistema inmune. Actúa como antioxidante, pues previene la aparición de ciertas enfermedades y el envejecimiento prematuro. El ácido linoléico conjugado, o también llamado por sus siglas en inglés CLA, parece ser la solución para los problemas de salud de muchas personas, sobre todo para aquellos que sufren de exceso de peso.

El CLA es un ácido graso esencial producido por la flora intestinal de los animales rumiantes, tales como los pertenecientes a la familia de los bovinos, ovinos y caprinos. Dicha producción aumenta cuando el animal es alimentado con pasto, en lugar de cereales. Por tanto, se cree que en el pasado los niveles de CLA en los alimentos eran mucho más altos, cuando las reses ingerían principalmente pasto, mientras que los niveles actuales de CLA son más bajos, debido a métodos de alimentación más económicos.

Al ser producido por los rumiantes, la mejor fuente de este ácido son las carnes y los lácteos. El CLA también está presente en aceites vegetales (de maíz, girasol, soya, entre otros) pero en una menor proporción.

Los estudios científicos le atribuyen al CLA una serie de beneficios como la reducción del apetito y una mejora en la regulación del metabolismo energético. Es decir, que funciona como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades como la diabetes tipo II, sobrepeso y obesidad, arterioesclerosis, enfermedades cardiovasculares, además de tener una acción anticancerígena. También se ha demostrado que ayuda en la mineralización de los huesos, ya que los fortalece y evita patologías como la osteoporosis.

¿Cómo consumirlo?

El CLA está presente en mayor cantidad en la leche y derivados provenientes de ovejas y cabras. Se han publicado numerosos estudios que analizaron el contenido de este ácido en los alimentos de todo el mundo. Los resultados sugieren que la ingesta del CLA oscila entre 160 y 430 mg al día. Esta variación depende de un número de factores, que incluyen la elección de la dieta, la edad y el sexo del individuo.

Para lograr los beneficios antes mencionados y favorecer así la pérdida de peso y grasa corporal, los especialistas recomiendan consumir tres gramos diarios de acido linoléico conjugado. Por ende, es necesario tomar algún complemento nutricional que contenga CLA, siempre bajo la supervisión de un profesional.

Se recomienda acompañar la ingesta de CLA con una dieta hipocalórica y un plan de ejercicio físico.

Lo negativo

El científico español José Juan Rodríguez en su artículo Luces y sombras del ácido linoléico, publicado en 2007,  señala que pese a las numerosas propiedades atribuidas al CLA, como reducción de masa y grasa corporal, “estudios más amplios en personas demuestran que el efecto no se da exclusivamente en el ámbito de las grasas, sino que también quedan afectados otros sistemas, como la regulación del metabolismo los azúcares (inducción de resistencia a la insulina) y los mecanismos de oxidación celular”.

De igual forma, un equipo de investigadores españoles del Centro de Investigación Cardiovascular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y el Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares demostró que los suplementos dietéticos enriquecidos con isómeros de CLA ocasionan importantes daños en el riñón de los ratones estudiados.

El estudio plantea que este tipo de ácidos grasos pueden provocar una serie de efectos negativos como inflamación, hiperglucemia, resistencia a la insulina, aumento del estrés oxidativo, arteriosclerosis y exceso de acumulación de grasa en el hígado.

En consecuencia, la mejor recomendación es no abusar de estos productos de forma prolongada e incontrolada como método para la pérdida de peso.

¿Cómo el CLA disminuye la grasa corporal?

El acido linoléico conjugado produce un bloqueo en el transporte de las grasas hacia las células adiposas. Esto se debe a que inhibe la función de la enzima LPL (lipoprotein lipasa) y al mismo tiempo favorece la lipólisis (destrucción de la grasa). Además, ayuda a aumentar el transporte de grasa hacia la mitocondria celular (órgano de la célula encargado de la respiración celular y producción de energía) para ser oxidada.

¿Cómo el CLA aumenta la masa muscular?

El acido linoléico conjugado aumenta la actividad de la enzima CPT (carnitina palmitoin transferasa), la cual está presente en el músculo y es la que transporta las grasas hacia la mitocondria para ser usada como combustible. La actividad física estimula el transporte de la grasa hacia la célula muscular para ser oxidada.

 

Tags: , ,


About the Author

Carmen Cristina Gonzalez

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello (Venezuela). Amante de la semblanzas y las entrevistas de personalidad, así como de la promoción de una vida saludable. Soy una enamorada empedernida de mi hija quien me ha enseñado que el amor no tiene límites.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

     

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to Top ↑

Social Media Icons Powered by Acurax Web Development Company