::: Prevención arritmia

Published on March 28th, 2013 | by Carmen Cristina Gonzalez

0

Cuando el corazón pierde su ritmo

Palpitaciones, mareo, desmayos, sudoración, palidez y dificultad para respirar son algunos de los síntomas que aparecen cuando el corazón deja de latir de forma ordenada y rítmica.

La arritmia cardíaca es una enfermedad que afecta a todos por igual, sin distinción de sexo o edad. En algunos casos, a pesar de estar presente no da señales y sólo se diagnostica por la auscultación que hace el médico al momento de un examen rutinario.

Se conoce como arritmia cardíaca a cualquier alteración del ritmo cardíaco, ya sea por cambio de sus características o por variaciones inadecuadas de la frecuencia, sin motivo aparente. El corazón de un individuo normal genera impulsos entre 60 y 100 latidos por minuto.

Luego de que se detecta una arritmia mediante un examen físico, se debe realizar una exploración más exhaustiva con otras herramientas que le den al doctor más información sobre la patología existente.

Tipos

La más común de las arritmias es la fibrilación auricular. Las estadísticas mundiales señalan que una de cada cinco personas mayores de 65 años la padece. Existen factores de riesgo que determinan su presencia: hipertensión, insuficiencia cardíaca o enfermedades hormonales. La diabetes también puede producir ésta o cualquier otro tipo de arritmia.

Todas las arritmias se caracterizan por presentar taquicardia (aceleración del ritmo cardíaco) o bradicardia (disminución del ritmo cardíaco). La diferencia entre ellas radica en la zona del corazón dónde se produce la alteración.

Volver al ritmo

Cuando la aparición de la arritmia depende únicamente o en gran parte de factores externos (uso excesivo de café, refrescos, té, drogas o alcohol y el estrés crónico), el paciente debe cambiar sus hábitos de vida.

Pero si la causa de la patología es interna, se suele recurrir a la toma de medicamentos para tratar las alteraciones del ritmo cardíaco. Sin embargo, la mayoría de estos fármacos tienen efectos secundarios significativos, como lo son: destrucción de tiroides, fibrosis en los pulmones, disfunción eréctil, cataratas precoces y trastornos oculares.

En la actualidad la electrofisiología es una de las ramas de la cardiología que más ha avanzado en los últimos años. Estos adelantos han permitido que no sólo no dependamos de los medicamentos para paliar los síntomas, sino que se puedan obtener curas definitivas de algunas arritmias y en otros casos una mejoría considerable.

¿Cómo prevenirlas?

Tomar ciertas medidas a lo largo de la vida puede disminuir la posibilidad de padecer una arritmia cardíaca. Evitar el sedentarismo y la obesidad. Controlar la hipertensión, la diabetes y el colesterol alto. Los pacientes con antecedentes familiares de anomalías cardíacas deben tener una atención médica temprana.

Tags: ,


About the Author

Carmen Cristina Gonzalez

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello (Venezuela). Amante de la semblanzas y las entrevistas de personalidad, así como de la promoción de una vida saludable. Soy una enamorada empedernida de mi hija quien me ha enseñado que el amor no tiene límites.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

     

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Edicion actual

  • Do you feel better reading in English?

      Translate to:

  • Siguenos en Twitter


  • Aliados

  • Descarga la versión digital

  • Pins recientes

    10 beneficios del br10 razones para comeSalmón ahumado y ens
    Salmón ahumado y ensUn "must have" en coremedio
    corazón vs cerebroCuidar es amar... enNo solo es sabrosa,

Animated Social Media Icons Powered by Acurax Wordpress Development Company