::: Prevención embarazo

Published on March 26th, 2013 | by Carmen Cristina Gonzalez

0

Anestesia y procedimientos dentales durante el embarazo

Acudir al odontólogo siempre supone un nivel de estrés significativo y sobre todo si estás esperando un bebé. La mayoría de los procedimientos dentales están muy lejos de ser agradables, más bien son bastante molestos y tediosos. Sin embargo, como pacientes y futuras madres, es importante que siempre estemos al tanto no solo del tratamiento que el especialista va a realizar, sino del tipo de anestesia a utilizar.

El empleo de cualquier clase de anestésico o sedante supone un riesgo para la salud y el feto. Por ende, es esencial que informemos al médico no sólo en qué semana estamos, sino también sobre enfermedades sufridas y presentes al momento del procedimiento, si estamos tomando algún medicamento y si tenemos antecedentes relacionados al suministro de anestesia.

Tipos de anestesia

En odontología se emplea la anestesia local, la sedación y la anestesia general.  Los anestésicos locales inyectables, como la Novocaína, previenen el dolor en un área específica de la boca, ya que bloquea los nervios que perciben o transmiten el dolor y adormecen los tejidos.

La sedación y la anestesia general son alternativas a emplear en procedimientos más complejos como en cirugías maxilofaciales o en personas inquietas, odontofóbicas, etc. De ahí la importancia de que el odontólogo conozca al paciente y por supuesto, esté al tanto sobre su evaluación pre-anestésica.

Efectos sobre el feto

Cuando se trata de mujeres embarazadas, se debe diferir el tratamiento dental lo más posible. Pero en caso de que sea indispensable hacerlo antes del alumbramiento, el procedimiento se debe realizar durante el segundo trimestre del embarazo con drogas no teratogénicas, es decir, que no le hagan ningún daño al feto.

Se debe evitar hacerlo durante el primer trimestre del embarazo porque es el período de la organogénesis (se forman el cuerpo, los miembros, la cabeza y todos los órganos internos del bebé). Aunque el tratamiento no dañará directamente al feto, se deben disminuir al mínimo los riesgos potenciales.

Igualmente, durante el último trimestre de gestación se deben evitar las cirugías dentales, porque es muy incómodo para la paciente. Además, al colocar la espalda en la silla dental durante este período del embarazo, el útero puede aumentar la presión sobre la vena cava inferior produciendo hipotensión y dificultad para respirar en la madre. Por ende, si en última instancia el tratamiento debe ser practicado en este período, se debe permitir que la paciente cambie de posición cada tres a siete minutos.

Tags: , ,


About the Author

Carmen Cristina Gonzalez

Periodista venezolana egresada de la Universidad Católica Andrés Bello (Venezuela). Amante de la semblanzas y las entrevistas de personalidad, así como de la promoción de una vida saludable. Soy una enamorada empedernida de mi hija quien me ha enseñado que el amor no tiene límites.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

     

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Edicion actual

  • Do you feel better reading in English?

      Translate to:

  • Siguenos en Twitter


  • Aliados

  • Descarga la versión digital

  • Pins recientes

    10 beneficios del br10 razones para comeSalmón ahumado y ens
    Salmón ahumado y ensUn "must have" en coremedio
    corazón vs cerebroCuidar es amar... enNo solo es sabrosa,

Social Media Icons Powered by Acurax Social Profile Design Experts