::: Estética Cocinar sanamente

Published on November 7th, 2012 | by Dra. Carmen Beltran

0

Comer sano y cocinar: Una visión desde la estética

Si bien es una necesidad, el comer evoca placer, saciedad, recuerdos, costumbres familiares y hasta de regiones y países, pero dependiendo de los hábitos alimentarios de cada quien, el comer también se relaciona con estética, salud física y mental, así como con mecanismos de interrelación con la familia y los demás o por el contrario, pueden ser el desencadenante de severos trastornos en nuestro organismo.

Atrás quedaron los tiempos en que las mujeres, encargadas del hogar, organizaban y preparaban el menú semanal y hasta los banquetes de las reuniones y fiestas. Con la independencia femenina, dichos menús se sustituyen cada vez más por los restaurantes, sitios de comida rápida y en otros casos, por la comida industrializada lista para calentar, cargada de conservantes para su larga duración.

Esta nueva realidad ha generado grandes cambios en varios sectores de la población, sólo que fueron cambios NEGATIVOS, tales como:

Salud: Incremento de múltiples enfermedades como la obesidad, hipertensión arterial, dislipidemias (aumento de grasas en sangre), diabetes e hiperinsulinismo, llegando a ser un problema de salud pública en varios países, predominantemente del primer mundo.

Estética: trastornos y lesiones en la piel, descamaciones frecuentes, alopecias (caídas del cabello), celulitis, estrías, uñas frágiles, piernas hinchadas, color amarillento de la piel y ojos, cabellos secos, frágiles y ralos, envejecimiento prematuro, son problemas por los que se acude diariamente a la consulta, pudiendo resolverse sólo con cambios en la alimentación.

Psicosociales: área altamente afectada con pérdida paulatina de la creatividad para planificar un menú, que arroja como consecuencia limitaciones y hasta fastidio por la preparación de sus propios alimentos. Igualmente ha aumentado el desconocimiento de los alimentos en su presentación original, olor, textura, sabor y valor nutricional, cayendo en escogencias equivocadas a la hora de comer. Pero sobretodo, se ha perdido el momento de compartir en la mesa con la familia, espacio donde se transmiten a los más pequeños las sanas preferencias alimentarias y se consigue realizar una verdadera terapia antiestrés por medio de la conversación.

¿Qué podemos hacer para frenar estos estragos?

Aunque la vida moderna exige más tiempo del que disponemos, es una decisión personal la de comprometernos con nuestra salud, situación que a la larga nos producirá grandes dividendos. Por lo tanto, debemos romper  esquemas e iniciar por lo básico: decidir qué, cómo y cuánto comemos. Para esto, algunos tips:

  • Arriésguese a escribir un menú semanal que incluya platos fáciles, aromáticos, coloridos y con productos de todos los grupos alimentarios necesarios: proteínas, vegetales, carbohidratos, verduras y frutas.
  • Adquiera los productos que necesita para el menú semanal procurando que sean frescos, tiernos, variados y de fácil conservación.
  • Evite comprar productos congelados o manipulados industrialmente, ya que contienen grasas saturadas, azúcares, sales y otros químicos que pueden aumentar su apetito por ese alimento.
  • Atrévase a incluir semanalmente un menú nuevo y una nueva técnica culinaria para adquirir destrezas y tener mayor variedad. Así estará desarrollando la creatividad y aportando nuevos sabores.  También puede aplicar esquemas de congelación y conserva de alimentos.
  • Prefiera las técnicas de cocción como el vapor, asado, grill y salteado que aportan sabores y texturas excelentes, conservando al mismo tiempo las vitaminas, minerales y proteínas de los alimentos permitiéndoles ser verdaderamente nutritivos.
  • Adquiera libros de cocina sencilla y sana con menúes de la zona donde vive o pídale ayuda a los más experimentados de la familia y practique con los demás integrantes del grupo el arte de cocinar, convirtiéndolo en un momento de relajación e interconexión.
  • Intente comer en familia al menos 1 vez al día y volverá a enterarse de todas las cosas que sucedieron a cada uno de los integrantes del grupo.
  • Utilice aliños y condimentos naturales como el ajo, cebolla, hojas aromáticas o especies y deje a un lado las salsas y condimentos envasados, evitando problemas de tensión arterial elevada.
  • Lea las etiquetas, así se sorprenderá de la cantidad de elementos anexos que contiene cada producto y lo poco del componente fundamental que usted cree estar adquiriendo.
  • Consuma las frutas apenas abiertas o peladas ya que las vitaminas son muy sensibles y pierden sus propiedades en minutos.
  • Cuando vaya a comer fuera, practique el juego de adivinar los ingredientes del platillo que come y compare con los sabores y texturas de los preparados en casa. Notará la diferencia.

Después de un mes con estos nuevos hábitos, evalúe los cambios percibidos en su cuerpo tales como: peso, ligereza, piel, cabello, uñas, estreñimiento, edemas, jaquecas y hasta sueño. En ese momento habrá entendido que valió la pena arriesgarse.

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, revise los gastos realizados después de ese primer mes y compárelos con los anteriores. Notará el ahorro conseguido, esto sin nombrar que cada vez gastará menos en medicamentos y consultas médicas. Atrevase a tomar su belleza y su salud por el mango!


About the Author

Dra. Carmen Beltran

Médico Cirujano egresada de la Universidad Central de Venezuela con especialización en Medicina Estética. Desde 1999 se ha dedicado al ejercicio privado de la medicina. Permanentemente asiste a cursos y congresos de temas relacionados con la Medicina Estética. Se ha apasionado por la técnica del láser, adquiriendo entrenamiento con reconocidos médicos provenientes de diversas partes del mundo como Argentina, España, Brasil, Turquía y México. Considera que la “estética segura es la estética informada”, por lo que dedica parte de su consulta a enseñar a sus pacientes cómo cuidarse.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

     

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Edicion actual

  • Do you feel better reading in English?

      Translate to:

  • Siguenos en Twitter


  • Aliados

  • Descarga la versión digital

  • Pins recientes

    10 beneficios del br10 razones para comeSalmón ahumado y ens
    Salmón ahumado y ensUn "must have" en coremedio
    corazón vs cerebroCuidar es amar... enNo solo es sabrosa,

Social Media Icons Powered by Acurax Web Design Company