::: Bienestar embarazo

Published on October 12th, 2012 | by En Buena Salud Magazine

0

Razones para no inducir el parto antes de tiempo

  • Esperar que el parto se presente de forma natural es lo mejor para madres y bebés
  • Estudios muestran relación entre semanas de gestación y desarrollo intelectual en la niñez.
  • El proceso hormonal cuando el parto inicia de manera natural, ayuda a conectar a la madre y el recién nacido a nivel emocional.

En enero de este año, la agencia internacional de noticias AP difundió la información emanada
de un estudio realizado en la Universidad de Columbia, que señala que los bebés nacidos a
término tienen un mayor desarrollo cerebral que los nacidos antes de tiempo, y esta situación
determina su futuro desempeño escolar.

Si en el momento en el que el ginecobstetra determina una inducción de parto o una cesárea
programada en la semana 37 o 38 la paciente tuviera conciencia de esta información,
seguramente sopesaría la decisión y evitaría el “nacimiento adelantado” de su hijo.

Se considera que un embarazo llega a término entre las 37 y 41 semanas; los bebés nacidos
antes se denominan prematuros. El estudio citado involucró a 128.000 niños de escuelas
públicas de la ciudad de Nueva York, todos eran nacidos a término, y la mayoría obtuvo buenos
resultados en pruebas de lectura y matemáticas en el tercer grado.

Sin embargo, comparados con los niños nacidos a las 41 semanas, los nacidos a las 37
semanas tuvieron 33% más probabilidades de presentar dificultades graves para leer y 19%
más posibilidades de tener problemas moderados en matemáticas. “Estos resultados son
de suma importancia y predicen futuros logros académicos”, dijo Naomi Breslau, socióloga
y profesora en la Universidad Estatal de Michigan, mientras que la doctora Kimberly Noble,
profesora de pediatría del Centro Médico de la Universidad Columbia y líder de la investigación
dijo que las mujeres deberían “al menos proceder con precaución antes de elegir adelantar su
parto”.

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista Pediatrics.

Por lo tanto esta es la primera razón para esperar que el embarazo llegue a término
naturalmente.

Más razones

Generalmente se induce el parto con la colocación de Pitosín, es decir, oxitocina
sintética, la cual es molecularmente diferente a la oxitocina natural, también conocida como
la “hormona del amor”.

Sin embargo, a diferencia de la hormona natural, el Pitosín no pasa a bebé a través de la
placenta, por lo que “altera algunos de los procesos fisiológicos vitales en el proceso del
nacimiento y el postparto”, señala Beatriz López, coordinadora de Embarazarte.

Cuando se interrumpe el embarazo artificialmente, el cuerpo no produce la cantidad de
oxitocina natural necesaria y ésta tampoco llega al recién nacido, generándose así desbalances
bioquímicos que alteran la impronta o primera experiencia de reconocimiento natural entre
mamá y bebé a través del contacto piel a piel, donde se estrecha el lazo materno-filial, lo cual
es común en todos los mamíferos. Las altas cantidades de oxitocina natural producto de la
experiencia fisiológica del parto en mamá y bebé es también la puerta de entrada del apego
precoz, o inicio de la lactancia materna inmediatamente después del nacimiento.

Por otra parte, la ausencia de oxitocina también repercute en el reflejo de eyección o “bajada de
la leche”, perturbando también la lactancia, a inmediato, corto y mediano plazo.

La ausencia de un parto fisiológico o natural, explicaría el porqué los bebés cuando se
reencuentran con sus madres “no quieren tomar teta”, o el que con frecuencia el amamantar
sea difícil para ambos al inicio.

Recordemos los múltiples beneficios de la lactancia materna para la salud del bebé, y sobre
todo del calostro, una sustancia rica en proteínas e inmunoglobulinas que constituye el primer
alimento que surte mamá al recién nacido, la primera “vacuna” que recibe el recién nacido, que
solo está presente los primeros días después del nacimiento.

La impronta y el reflejo de eyección son dos de los procesos naturales perturbados por la
inducción al parto y las cesáreas programadas; y cada vez hay más estudios que abordan las
consecuencias – infortunadamente negativas-, de la interrupción de los embarazos sin causa
médicamente justificada, lo cual reafirma la imperiosa necesidad de que el embarazo y el
nacimiento retornen a lo natural.

“Si todo está listo y el bebé está maduro” a las 38 semanas, según la afirmación de muchos
médicos entonces ¿para qué inducir el trabajo de parto o realizar una cesárea? pregunta
Beatriz López. Basta con tener paciencia y respetar el trabajo de la Madre Naturaleza.

 

Articulo cortesía de: Embarazarte
Para obtener mayor información, recomendamos unirte a nuestro Facebook Embarazarte.
Educación prenatal y postnatal, y seguir en Twitter a @embarazarte. También pueden
visitar la página web www.embarazarte.com y revisar nuestros videos educativos en el canal
Embarazarte en YouTube: a http://www.youtube.com/user/Embarazarte#p/u/9/YbFNXBqYeFU

Tags:


About the Author

En Buena Salud Magazine

En Buena Salud es un proyecto de comunicación para la comunidad hispano hablante de los Estados Unidos, con foco en la prevención de enfermedades y en la adopción de hábitos saludables que conlleven a un estilo de vida más sano. For English visit: www.enbuenasalud.com


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

     

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to Top ↑

  • Edicion actual

  • Do you feel better reading in English?

      Translate to:

  • Siguenos en Twitter


  • Aliados

  • Descarga la versión digital

  • Pins recientes

    10 beneficios del br10 razones para comeSalmón ahumado y ens
    Salmón ahumado y ensUn "must have" en coremedio
    corazón vs cerebroCuidar es amar... enNo solo es sabrosa,

Social Media Icons Powered by Acurax Website Redesign Experts